Jueves, Enero 14, 2021

Y empieza el 2021. Quisiera publicar más seguido en mi blog, pero el tiempo no me lo permite. Me hubiese gustado publicar más al estilo Michael Meeks durante el 2020 y tener un registro de cómo se desenvolvió el coronavirus alrededor mío. Es difícil mirar hacia el futuro y predecir qué será importante, qué será relevante. Quizás sea más útil e imparcial documentarlo todo.

  • Navidad y Año Nuevo, como era de esperarse, fueron distintos. Los chicos aún así estuvieron contentos. Declan jugó, por primera vez, con “chispitas mariposa.” Se divirtió mucho, pero dos cajas no fueron suficientes, se quedaron con ganas de más.
  • Thalía y yo celebramos 11 años de estar juntos. Comimos chifa y en la noche estuvimos rememorando aquellos primeros días. ¡Cómo vuela el tiempo!
  • He instalado HelpMeFocus nuevamente. Al parecer sí está funcionando bien en mi smartphone actual (un LG Stylus 3). Deduzco entonces que el Huawei P9 Lite mataba la aplicación al verla en “desuso.”
  • Encontré un par de pilas AG4 y puse en marcha nuevamente mi reloj de Star Wars que me regaló Thalía, yay! Y luego empecé a probar y ver todos los relojes que tengo. El reloj blanco que me regaló Tena y pensaba estaba malogrado, funciona. Quiero usar mi Casio Lineage LIN-162, pero ya no me queda, he subido de peso y no encuentro los eslabones para alargar la correa.
  • Hice funcionar el reloj Citizen automático de Papá, lo dejé de usar porque se atrasaba considerablemente. Me lo pondré como reloj de vestir, para que no se malogre por el desuso.
  • Encontré el viejo reloj Casio calculadora Data Bank de mi hermano mayor, un módulo 246 negro (aka CD-40), y los relojes que, de niños, usamos mi hermano y yo, un módulo 160 (aka F-85) pero con un branding de la película MegaForce. Lastimosamente, ninguno de los tres funciona.
  • Mi viejo y confiable DBC-63B Illuminator se rompió en dos lados, ya no se puede ponerle una correa, pero sigue funcionando perfectamente. Espero poder refaccionarlo de algún modo. Es otro de mis relojes favoritos.
  • Terminé de leer North Pacific Logbook de Hundred Rabbits. Lo encuentro altamente fascinante. Ahora estoy leyendo el resto de su website.
  • El Presidente Sagasti ha declarado nuevamente toque de queda obligatorio todo el Domingo y durante la semana de 7 PM a 4 AM para Ica.
  • Los casos de COVID siguen aumentando en Ica. Varias personas cercanas están con COVID. Un familiar falleció esta semana. Son circunstancias desmoralizantes, nos da temor, pero redoblamos la confianza en el cuidado del Señor.

Fira Code, Miramare, Laravel y DDD

Oh, hey, me está gustando escribir a lo Michael Meeks, me hace recordar la vieja época de los blogs y los diarios en Advogato (que ya no existe, gasp!). Espero que algún día tomemos más consciencia sobre los peligros de las redes sociales y regresemos a los blogs y el control de nuestro contenido.

  • Oliver usa Fira Code como font de programación. Lo estoy probando también y me está gustando. No estoy convencido que los ligatures sea buena idea y Vim no los soporta de todos modos. Me gusta todo lo demás del font, especialmente el cero con slash (y no un puntito al centro como otros fonts). La Sinclair ZX81 tenía el cero así, y para mí es el “cero computadora.”
  • Tengo un nuevo colorscheme favorito de Vim, Miramare.
  • Estoy volviendo a leer la serie de blog posts de Brent Roose sobre proyectos grandes con Laravel y contrastándolo con la arquitectura que he armado yo. A diferencia de Brent, mis modelos son intencionalmente anémicos, porque es antinatural implementar un Domain Model usando objetos de Eloquent. He dicho.
  • Hace tiempo estoy queriendo crear un nuevo blog para escribir exclusivamente de cosas técnicas y programación. Como que ya debería darle prioridad, ¿verdad?
  • Y acabo de recordar que tengo en deuda escribir un blog post sobre qué me gusta de Laravel.

Semana 38, 2020

Hoy bloguearé al estilo Michael Meeks.

  • La gran noticia es que ¡tengo nuevo empleo! Estoy trabajando para Melvi haciendo desarrollo backend.
  • Escuchando Modern Closure de 4mat. Es mi nueva música de fondo mientras programo. Mi pista favorita es The Edge of the Wheel. Me pregunto cuál será la historia detrás del nombre.
  • Luego de años, estoy volviendo a usar la técnica Pomodoro. Me está funcionando mejor esta vez.
  • La semana pasada he reiniciado mis ejercicios, luego de dejarlos por la tendinitis. De a pocos volveré a mi ritmo usual; el primer día fue difícil.
  • He decidido pausar mi Journal Comic y mi Daily Sketch hasta adaptarme al nuevo ritmo.
  • Vi el trailer del próximo remake de Dune. Por fin algo prometedor luego de la decepción de Foundation.
  • Ando devorando Laravel, armando una estructura DDD y en conflictos existenciales con Eloquent (es un ORM con el patrón Active Record).
  • El algoritmo de recomendaciones de YouTube está empecinado en venderme un Korg Kronos.
  • Vacunaron a Declan y estuvo sintiéndose mal por 2 días, pero gracias a Dios ya se siente mucho mejor.

Esto es Personal

Estuve releyendo los posts antiguos de este blog, encontrando cosas que había olvidado, algunas de ellas muy graciosas. Desde entonces he estado queriendo retomar volver a escribir posts personales que, por diversos motivos, he dejado de hacerlo. Así que trataré de volver al hábito escribiendo brevemente.
Y de paso, retomar volver a hablar de cosas técnicas también. Descubrí que sigo siendo sindicado en Planeta Linux Perú y hablo escasamente de Linux. Heh.

Recordé el Momento app; sería mostro implementar uno en lugar de comprarlo (y luego no usarlo por mi acostumbrada indisciplina). Hmmm, sería buena excusa para probar algo distinto a Rails — quizás Sinatra o algo más rudimentario como Rack.

Hoy día me tocó la prédica de la mañana, Hebreos 5. Aún no aprendo a hablar más despacio. Creo que necesito que alguien al fondo me avise con un letrero, PLEASE SLOW DOWN.

Hoy fue la premiación en la Expansión de Guadalupe. ¡Estuvo bastante bien! Fueron menos personas que el año pasado, lo cual en parte es un alivio, porque la vez anterior se hizo un caos.