Sobre flojera e invitaciones de Zoom

Una de las “virtudes” de todo buen programador es la flojera. Y es que los programadores, al encontrarse con una tarea repetitiva o lenta, tienden a preguntarse: “¿Cómo podría hacer esto más automático/rápido/eficiente/barato/divertido?” Tenemos muy poca tolerancia a la ineficiencia.

Se los ilustro con un caso mío reciente.

Para las reuniones de mi iglesia usamos Zoom. Yo me encargo de agendar y enviar las invitaciones para cada reunión (no usamos reuniones recurrentes).

Zoom genera un texto que puedes copiar y pegar para compartir con otros todos los datos pertinentes de la reunión, así:

Mi cuenta de Zoom está en inglés, si quisiera generarla en español tendría que cambiar el lenguaje a toda mi cuenta. Por otro lado, hay ciertos detalles, como la presentación de la fecha y la hora que prefiero cambiar. Como esto es algo que hago 5 veces o más a la semana, decidí poner patas a la obra.

Siendo flojo, ni siquiera miré la API de Zoom. Zoom te permite copiar con un solo click el texto de la invitación. Mi estrategia fue trabajar sobre la base de tal texto.

Programé un script que extrae los datos pertinentes (regexp magic!) y escribe a STDOUT la invitación en español y con el formato que quiero.

Siguiendo la filosofía Unix (“Expect the output of every program to become the input to another”) hice un segundo script que lee el portapapeles, lo envía al script “traductor” y reescribe el portapapeles con la nueva invitación.

Mi operación final es:

  • Copiar la invitación desde Zoom al portapapeles (un click).
  • Ejecutar mi script.
  • Pegar la invitación al grupo de WhatsApp de mi iglesia.

Sé que podría automatizarse todavía más, pero me da flojera.

Terminé el curso “A Focus on Time” de Shawn Blanc

En Abril terminé “A Focus on Time,” un curso de manejo de tiempo creado por Shawn Blanc.

El curso consiste en 33 lecciones que están en formato de video y texto. El acceso a todas las lecciones es inmediato (no te lo sueltan de a pocos, ni están bloqueados bajo alguna condición). Puedes tomar cada lección de forma independiente, aunque algunas se construyen sobre la base de lecciones anteriores.

Les comparto dos lecciones que me ayudaron:

  • “Utilizing themed days for focus” (Sesión 27) donde designas un día para enfocarlo en sólo un proyecto o un grupo de tareas relacionadas (e.g. pago de servicios, responder correos).
  • Con “Minimum and maximum time allowances” (Sesión 10), aprendí a definir un máximo y un mínimo de tiempo. Por ejemplo, máximo 30 minutos al día para chequear el correo y mínimo 30 minutos al día para leer la Biblia y orar.

Lo recomiendo bastante.

Please Print (A Journaling Rant)

Please Print (A Journaling Rant):

I see so many that I know discussing how important their digital journalling app of choice has become for this purpose and… my heart sinks. I feel so sad for them. The reason….

None of these apps will be around.

Likely not in 10 years. Certainly not in 20 or 30 or 50.

He usado varios programas y apps como Momento y Journey, pero todo lo he migrado a ficheros de texto plano con Markdown. Escribir digitalmente mi diario me funciona mejor. Por otro lado, prefiero escribir mis oraciones con papel y lápiz.

El punto de Patrick Rhone sigue siendo válido. Tengo discos duros IDE que pronto ya no podré leer, por más texto plano que sea. El papel nunca será obsoleto, incompatible o desfasado. Debería imprimir mi diario.

‘Expert Twitter’ Only Goes So Far. Bring Back Blogs

‘Expert Twitter’ Only Goes So Far. Bring Back Blogs:

When confined to Twitter, pandemic experts mainly express themselves through 15- or 20-tweet long threads. Not only is this format cumbersome to consume, it also can’t easily be updated. To make matters worse, these threads are quickly pushed out of view by the downward pressure of the growing user timeline. A page or post on a blog, on the other hand, allows the expert to more easily write long-form content, including links to their articles and rich graphics, they can easily update as new information arises. In addition, a stable section of core articles can be maintained at the top of the site where they will be immediately visible and not pushed out of view by new content.

Mr. Boom y yo

Mr. Boom es un juego antiguo para DOS programado por Remdy en 1997. Es un clone de Bomberman muy bien hecho y bien divertido. Hasta ocho personas pueden jugar al mismo tiempo en una misma computadora o varias en una red IPX. Oliver y yo lo jugábamos bastante y se convirtió en nuestro juego favorito.

Remdy era parte de la demoscene, del grupo Dentifrice. Mi pseudónimo en la demoscene era Jaguar.

Le envié un correo electrónico (no existía Twitter ni Facebook en ese entonces) felicitándolo por el juego y comentándole lo mucho que nos gustaba jugarlo. Me respondió agradecido.

Tiempo después, salió una nueva versión de Mr. Boom con nuevas características de juego y correcciones. El juego te permite poner tres letras para tu nombre, yo siempre pongo “JAG”. Pero esta vez sucedió algo diferente…

En lugar de quedarse con “JAG” como siempre, el nombre cambió a “JAGUAR”. ¿En serio? ¡No podía creerlo! ¡Me pareció la cosa más genial del mundo! No recuerdo si le volví a escribir, pero thanks, Remdy, it’s the most awesome thing ever!

Mr. Boom está disponible en RetroArch, lo he probado y el easter egg sigue allí, mi nombre inmortalizado para la posteridad. Viendo el código fuente en Github, hay otros nombres que también reciben el reconocimiento de Remdy.

Si algún día hago un juego, le pondré un easter egg similar, y tendrá un saludo para Remdy.