Los tres Reyes Magos que no eran tres, ni eran reyes, ni tampoco estuvieron en el pesebre

“Cuando Jesús nació en Belén de Judea en días del rey Herodes, vinieron del oriente a Jerusalén unos magos” – Mateo 2:1

La Biblia hace mención de unos “magos” (en el idioma original, “μάγος,” que se usaba también para referirse a sabios), no “reyes magos.” No hay mención de que fueron tres. No hay mención de raza alguna. Ni siquiera nombres. La próxima vez que les mencionen los nombres de Melchor o Gaspar, indaguen de dónde proviene eso. Si les contestan que está en la Biblia, ya saben que no es así.

Del mismo modo, los reyes magos tampoco estuvieron en el “nacimiento” como se acostumbra representarles.

“Y al entrar en la casa, vieron al niño con su madre María, y postrándose, lo adoraron…” – Mateo 2:11

La palabra clave es “casa.” No dice “establo.” El motivo por el cual encontraron al niño en su casa fue porque habían transcurrido por lo menos dos años después de su nacimiento.

“Herodes entonces, cuando se vio burlado por los magos, se enojó mucho, y mandó matar a todos los niños menores de dos años que había en Belén y en todos sus alrededores, conforme al tiempo que había inquirido de los magos.” – Mateo 2:17

Responses

  1. Más que sabios, Magus (con su plural Magi) era el nombre que recibían los sacerdotes persas. Hay que recordar que el cristianismo tiene mucha influencia persa, sobretodo en la idea de la dualidad bien-mal.

    Efectivamente, segun wikipedia, los nombres nunca salen en la Biblia sino sólo en un mosaico de una basílica:
    http://en.wikipedia.org/wiki/Biblical_Magi

  2. En todo caso no quiere decir que no existieran. La Biblia no es un texto historico ni fiel en detalles, si los mismos evangelios se contradicen en diferentes momentos.

Comments are closed.