Un consejo de Michael Yates

Michael Yates:

Hello! First of, your art is fantastic! It inspires me to draw just looking at it. I’m sure you’ve probably gotten this question more times than you’ve probably picked your nose (maybe not, sorry for my attempt at wittiness), but do you have any advice for an aspiring artist?

Hey Anon!

Thanks for checking out my stuff! I’ve found that i have picked my nose quite often throughout my life so i doubt that. I think the most important advice I could give is just not to give up. Draw everyday. Draw everything. Draw from life.

La inspiración que necesitaba para volver a retomar la idea de dibujar todos los días en mi sketchbook.

Sobre Smartphones, Facebook y la falta de atención

“Todos los problemas de la humanidad proceden de la incapacidad del hombre para permanecer sentado, en silencio, a solas en una habitación.”

– Blaise Pascal.

Escribo estas líneas en un Starbucks. Delante mío puedo ver a personas sentadas, en silencio, con sus rostros iluminados por una pantalla. Un hombre de más o menos mi edad con un iPhone. Una señora entre 40 y 50 años conversando a través de un Android. Un jovencito con gafas pulsando botones en un Nintendo 3DS. Los observo sin que ellos se den cuenta, agachados y distraídos de lo que sucede a su alrededor. Entonces sigo tecleando, irónicamente, con mi rostro iluminado por una pantalla aún más grande.

Read More

De blogs, el pasado y cambios

Acabo de terminar de leer todo mi blog, de principio a fin. ¡Cómo he cambiado! Hay varios posts que me dan vergüenza, jaja, era demasiado irreverente.

Y no solo yo, muchas cosas han cambiado. La persona común no tenía ni celular ni mucho menos acceso a internet. En esas épocas había que convencer a las empresas que necesitaban una página web, diciéndoles que es el futuro, y pocos apostaban. Hoy todos tienen al menos una amiga vendiendo ropa por Facebook.

Los blogs estaban en un proceso de maduración. Recién los feeds RSS se estaban estableciendo, junto con los Trackbacks. El concepto del tumblelog fue absorvido por los motores de blogs, haciendo el feature característico de Tumblr irrelevante.

Oliver y yo blogueábamos en nuestra burbuja, ignorantes que había toda una galaxia de blogs peruanos. Eramos pioneros sin saberlo.

Lo que me sorprende es la cercanía que teníamos entre bloggers, bastaba hacer una pregunta a alguien en mi blog y él o ella respondía en su propio blog o en un comentario. Nos leíamos unos a otros, facilitado por los Planets.

Me hace gracia leer cuando abrí mi cuenta en el muy nuevo Twitter, quien junto a Facebook eclipsaron los blogs, centralizaron la información y nos convirtieron en productos. Anhelo ver el día que Facebook caiga tan rápido como subió y recuperemos el control de nuestra información y privacidad.

No recordaba para nada que había escrito en mi blog cuando empecé a leer Dune de Frank Herbert. Ahora ya sé que fue Savre quien me convenció de leer el libro; hasta entonces sólo conocía algo de Dune por los juegos de Cryo y Westwood para PC y la película de David Lynch (y estoy cruzando los dedos para que el próximo remake tan bien como Blade Runner 2048).

Me he inspirado a mí mismo (jaja) y estaré retomando prácticas de antes como publicar fotos casualmente o escribir posts super breves.

Me sorprende que muchas veces he dicho que debo escribir más en mi blog. Está claro que siempre he estado descontento con mi output y siempre el pasado me ha parecido mejor.

Sin querer soy dueño de una reliquia de internet, pues vengo escribiendo en mi blog desde el 2001. Muchos websites y blogs ya no existen, hay links rotos por doquier. Algunos se han mudado o cambiado sus permalinks y algunos pocos aún siguen de pie.

Espero que los blogs resurgan, sin importar si es con otro nombre. Aquí en mi rincón de internet, yo haré mi parte.

A word count exercise

I stumbled upon a novelist’s blog, Chris Orcutt, and found an interesting proposition:

Book-writing is as much an endeavor of numbers as it is one of words. The consistent, daily production of a minimum number of words is the key to getting books written. For novices this minimum word count should be higher, not lower, because writing is one of those few enterprises that, paradoxically, gets tougher as you go on.

How hard is to write, say, 250 words? I’m finding it out. And I guess I cheated when I pasted that quote. Feel free to substract 59 words from my total if you feel so inclined.

I’ve just recalled WordPress’ editor has a word count a click away. The classic editor had it on the bottom. I was baffled when a reviewer complained the Alphasmart 3000’s lack of a word count feature. I’m now discovering why. It’s an adequate measure of progress. Not that your goal is to spew out as many words as possible with fillers and padding, but that you know your writing quota for the day is done.

How can I apply this to drawing? Maybe draw a number of pages per day, or fill all the blank space in a page, or a number of anatomy studies?

I’m reminded again of the defining feature of the OKRs, the measurement. You can’t improve what you don’t measure. It’s about making a goal quantifiable and binary (“Did I reach 250 words? Yes or no?”).

Woo, 250 words. This is hard.

Dos anuncios importantes

Primero, como ya adivinan, he decidido retomar mi blog. Sí, otra vez. No prometo escribir con mucha frecuencia, pero sí prometo no volver a abandonarlo por casi un año.

Segundo, voy a escribir también en inglés. Quiero llegar a una audiencia más grande y, de paso, mejorar mi inglés escrito.

Fonts gratuitos de iA Writer

Los de iA Writer han liberado tres fuentes (fonts) de forma gratuita. iA Writer es el editor de Markdown que uso en mi smartphone. Me gustan sus fuentes porque son bien legibles y cuidadas; fue una grata sorpresa poder descargarlos y usarlos en mi computadora.