Sueños de Azul por Jaime G. Wong

Entradas con tag "webcomics"

Mi Journal Comic, todos los días

Este año, tras una conversación con Oliver, decidí iniciar un nuevo proyecto 365: publicar en mi Journal Comic todos los días.

Ya intenté un proyecto de dibujar todos los días antes, sin éxito. Pero luego de la experiencia de filmar un video todos los días por un año y tomar una foto todos los días por un mes, esta vez creo que voy a lograrlo.

En esta ocasión estoy siendo realista (y algo pesimista) sobre mi tiempo. No todos los días son iguales, y muchas veces el trabajo y otras responsabilidades me impiden poder dedicarme a mis proyectos personales. Por más que intente hacer tiempo, hay cosas muy urgentes o importantes que tienen mayor prioridad.

Antes, mi estrategia era separar tiempo como sea. Después de todo, si este proyecto es importante, entonces debo proteger ese tiempo a toda costa, ¿verdad?

Pues, no.

Por más importante que sea, para mí, dibujar o tomar una foto todos los días, la realidad es que hay cosas más importantes y más urgentes. Ministerios en la iglesia. Familia. Fechas de entrega en el trabajo. Enfermedad.

Esta vez estoy siendo realista y aceptar que no tengo tiempo para hacer esto todos los días. No puedo hacerlo. Quisiera que sea de otro modo, pero no lo es y no puedo cambiarlo. Como leí por ahí, “Life happens.”

Algo que aprendí recientemente con estos últimos proyectos es que “hacer algo” todos los días no es lo mismo que “publicar” todos los días. Cuando hice mi proyecto de un segundo de video todos los días, era bien sencillo: sacar el smartphone cuando algo interesante ocurría y grabar. Eso es todo. Fricción al mínimo. La tarea de editar y publicarlo vino después (¡y qué gigantesca fue!). Cuando hice mi proyecto de una foto al día por un mes hubieron días en los que no publicaba la foto que tomé ese día, sino días después. Porque el subir la foto, crear un post, escribir, etc. toma bastante tiempo. Y nunca había considerado eso.

Así que, si leen con atención, notarán que siempre he sido cuidadoso en anunciar este nuevo proyecto como “estoy publicando en mi Journal Comic todos los días” en lugar de “estoy dibujando todos los días mi Journal Comic.”

No puedo dibujar todos los días, pero la meta del proyecto es que cada día haya un nuevo Journal Comic publicado. Para lograrlo tuve que asumir una actitud agresiva contra el tiempo y eficiencia.

Tengo un buffer de entradas dibujadas de antemano que se publican automáticamente. Programé varias cosas para reducir en un 200% el tiempo y esfuerzo que me tomaba publicar un comic. Programé toda una serie de herramientas para compartir automáticamente cada comic en Facebook, Twitter, Tumblr, etc. porque me tomaba DEMASIADO tiempo hacerlo a mano.

Por otro lado, “tiempo para dibujar” significa estar en la oficina, con la computadora y la tableta de dibujo delante mío. Sabiendo esto, anoto en mi smartphone ideas de comics, de tal modo que cuando sea “tiempo para dibujar,” me siento únicamente dibujar. No me pongo a pensar recién qué dibujaré, cómo contar la historia, cuántos paneles voy a usar, etc. Cuando aparecen pequeños huecos de tiempo durante el día, en lugar de perder tiempo con las redes sociales, anoto esas ideas tratando de dejarlas lo más formadas posible para que el “tiempo para dibujar” sea aprovechado al máximo. Cuando estoy en la ducha o lavando platos me pongo a pensar en el comic, los diálogos, pacing, etc.

Una cosa es “saber dibujar” y otra cosa distinta es “saber de qué dibujar.” Puedes ser un artista técnicamente capaz, pero si tus ideas son aburridas, no tendrás mucho éxito (salvo el nivel técnico). Pero si tienes ideas fantásticas e historias cautivantes, puedes dibujar bolitas y palitos y hacer uno de los comics más populares de internet (véase: xkcd).

Esto aprendí luego de mil intentos por hacer un dibujo todos los días. Me sentaba frente al papel sin saber qué cosa dibujar. Me quedaba sin tiempo, sin dibujo y frustrado cuando en realidad el problema era falta de creatividad. Dibujaba cosas tontas y simples porque carecía de grandes ideas.

“You’re alive, I love you” es el mejor ejemplo de esto. El dibujo es, técnicamente, pobre. Pero tuvo cientos de votos en Reddit por la historia.

Algo que decidí para poder tener éxito en este proyecto fue publicar solamente en inglés. Traducir y mantener dos versiones toma bastante tiempo, sobre todo porque cambios de último minuto en los textos implicaba modificar en dos lados. Lo siento por aquellos lectores que no saben inglés.

¡Hoy se cumplen 50 días! Para aquellos que no lo conocen aún, les invito a visitar mi Journal Comic y comentar qué les parece.

Count your Sheep

Uno de mis webcomics favoritos era Count your Sheep (Cuenta tu Oveja). Digo “era” no porque la tira haya terminado o el autor haya dejado de producirla, sino porque con el paso del tiempo ha ido cambiando. Pero no nos adelantemos y vayamos en orden.

La tira es dibujada y escrita por Adrian “Adis” Ramos. Trata sobre una niña llamada Katie y su madre viuda, Laurie. Desde pequeña, Laurie tenía un amigo imaginario, una oveja llamada Ship (un juego de palabras con la palabra sheep (oveja) en inglés), quien le acompañaba en sus vivencias de niñez, sobre todo con Marty, un niño que estaba interesado en ella (y a quien ella detestaba) quien eventualmente llega a conquistar su corazón. Se casan y tienen una hija, Katie. Entonces Ship, el amigo imaginario, desaparece de su vida.

Tristemente, Marty fallece, y Ship reaparece nuevamente para ayudar a sobrellevar la dificil vida de una viuda Laurie y de una Katie sin papá.

Katie puede ver también al imaginario Ship y la tira se centra en la compañía, conversaciones y experiencias que se traen el uno al otro.

La historia no se narra así cronológicamente como se las estoy presentando, sino que entre tiras se van revelando varios de estos detalles históricos, entre otras cosas (como que Ship originalmente trabajaba para Santa Claus en el Polo Norte).
De una forma similar al genial clásico Calvin and Hobbes, Ship a veces hace cosas imposibles para ser un amigo imaginario, difuminando frecuentemente el borde entre qué es imaginario y qué es real.

En sus inicios, Count your Sheep tenía un humor bastante bueno, y la cereza son aquellas tiras rodeadas de melancolía que a uno le da una extraña sensación agridulce — ciertamente algo original y muy fuera de lo común. Hay varias joyitas por allí (“Beat the Day” es una de mis favoritas de siempre) que no tienen pierde. Las tiras de ahora ya no tienen la misma calidad, salvo ciertas excepciones, y el humor ya no es muy efectivo, al menos para mí.

El uso de color también es notable. Las tiras que corresponden al presente de Katie usan tonos de azul saturado, mientras que aquellas que rememoran el pasado de Laurie están coloreadas de un púrpura pastel. Algunas tiras hacen usos creativos de esta distinción.

Les recomiendo que empiecen a leerla desde el principio, es la mejor forma de disfrutarlo. Espero que sea de su agrado.

Lackadaisy: un webcomic de la Prohibición

Estoy disfrutando enormemente este webcomic escrito y dibujado por Tracy J. Butler, “Lackadaisy.” Está ubicado en el tiempo de la Prohibición, protagonizado por gatos. Empiecen a leerlo desde aquí.

Lackadaisy

El arte es muy bueno, y los diálogos también. Pero lo mejor de todo son las expresiones faciales, que son espectaculares.

Lackadaisy (expresiones)

No se lo pierdan.






jgwong © 2002-2017 Jaime G. Wong Chacaltana

Todo el contenido original escrito en este blog está protegido
por una licencia Creative Commons Attribution-NonCommercial 2.5.
Los comentarios son propiedad y responsabilidad de cada autor.