Sueños de Azul por Jaime G. Wong
Colores bonitos

Nos toca una Mini-Saga. :)

Cuando compré mi cámara quise tomarle una foto a una mujer que vendía tejas a los extranjeros. Tenía un sombrero peculiar. Al verme, me evitó y se desarmó por completo. “Tómale una foto a las muchachas,” dijo, señalando al grupo. “Usted tiene colores bonitos,” le contesté a la señora, yéndome.




« “Adoro ser peruano”   Inicio Another World »

3 comentarios

#1 Sergio

Suele suceder que las personas no quieran salir en las fotos, muchas veces la foto perfecta se estropeó porque la señora que vendía flores no quiso salir en la foto, o simplemente cambió de actitud posando para la cámara (cuando uno quiere una foto natural) a veces creo que es mejor tomarles de sorpresa, pero me queda la duda si será malo tomarle una foto sin su consentimiento.

Saludos

#2 jgwong

Sí, exacto. Da pena cuando el sujeto pierde toda naturalidad al notar la cámara.

#3 drmad

El buen fotógrafo es un cazador. Un cazador no le pide permiso a la presa para cazarla :) Simplemente usa toda su habilidad para calcular el ataque, y se lanza. Pueden pasar 4 cosas: a) La presa se asusta, y huye rápido, b) La presa saca las garras y se vá contra el cazador c) La presa es capturada, pero no es del agrado del cazador, y d) La presa es capturada, y sale un bello ejemplar.

Los que se intimiden por los 3 primeros resultados jamás tendrán una buena foto.






jgwong © 2002-2014 Jaime G. Wong Chacaltana

Todo el contenido original escrito en este blog está protegido
por una licencia Creative Commons Attribution-NonCommercial 2.5.
Los comentarios son propiedad y responsabilidad de cada autor.