Recuento fotográfico #1

Huacachina es un oasis en medio de dunas de arena, es uno de los atractivos turísticos de Ica. Ultimamente he ido de paseo varias veces con los chicos de la iglesia, particularmente de noche. Las luces le dan otro ambiente, parece un lugar distinto.

En Huacachina también hay una biblioteca. Tienen varios libros antiguos y otros más recientes y no por ello menos interesantes.

Fui al Paseo de las Aguas en el Parque de la Exposición de Lima. Si no han ido, tienen que hacerse un tiempito e ir, es un lugar de visita obligatoria, las fotos no le hacen justicia. La pasé muy bien a pesar que hacía frío y estábamos cansados de tanto caminar.

Aproveché la estadía en Lima para no perderme la Exposición de Leonardo Da Vinci, con la grata compañía de Jen.

Como los chicos no conocían el Chifa Yen-Yen en Los Olivos, los invité para disfrutar de uno de los mejores chifas de Lima. Juampa y Sonia se nos unieron.

A excepción de sus wantanes, la comida del Yen-Yen es muy buena. Este es el Pollo Cinco Sabores, que a los chicos les encantó. No recuerdo cuál fue el otro plato que probamos, pero igual estuvo bueno.

El departamento donde me hospedé está en el décimo piso. Los botones del ascensor tienen también los números en Braille.

Aprovechamos los feriados de Junio y Julio en la iglesia para salir y tener actividades deportivas, juegos y prédica de la Palabra. Invitamos a otras personas, parientes y amigos. Luego almorzamos todos juntos. Siempre son momentos alegres los que pasamos juntos.

Los chicos también jugamos Risk, un juego de estrategia de conquista del mundo. El Risk que tengo es herencia de mi hermano mayor. A los chicos les ha gustado bastante, pero no siempre tengo ganas de jugar pues las partidas toman tiempo. No somos muy buenos jugadores pero nos divertimos bastante.

Los Domingos en la tarde vamos con un grupo de chicos a la Expansión de Guadalupe, que está en las afueras de Guadalupe. Allí invitamos a los niños a una Escuelita donde les hacemos juegos, coros, versículos de memoria y les enseñamos acerca del Señor Jesucristo. Para finalizar les damos un pequeño refrigerio.

Los niños son constantes y están esperando nuestra llegada. El Domingo es el día más ocupado de mi semana, pero vale la pena. Terminas cansado, pero la sonrisa de cada niño te anima a seguir dando.

Responses

Comments are closed.